top of page

¿Algún Cerdo en Tu Vida?

No reprendas a los escarnecedores, no sea que te odien; Reprende a los sabios y te amarán.

Proverbios 9:8


Una vez trabajé con una señora que pensaba que todos los hombres eran cerdos. Tuvo una experiencia muy dura con un par de sus maridos (ha tenido varios) y decidió poner a todos los hombres en la categoría de cerdos. No importa cuánto intenté hacerla cambiar de opinión, no pude convencerla. Consideraba que todos los hombres eran incapaces de hacer algo bueno.


Lo curioso es que la Biblia considera que algunos “humanos” tienen la misma capacidad de buen juicio que los cerdos. En Mateo 7:6, Jesús nos dice que no arrojemos nuestras perlas a los cerdos, quienes podrían pisotearlas. En otras palabras, Jesús nos dijo que no compartiéramos nuestra sabiduría con gente insensata, porque no la valorarían.


Salomón en Proverbios 9 comparte la opinión de Jesús y la lleva a un nivel superior. Nos instruye a no reprender a los burladores o escarnecedores porque nos odiarán si lo hacemos. ¿Alguna vez has tratado de ayudar a alguien dándole buenos consejos sólo para que se sienta ofendido y herido, pensando que lo juzgaste injustamente? Algunas personas no quieren corrección, por muy complicada que sea su vida.


Por otro lado, el rey Salomón nos dice que, si corregimos a los sabios, nos amarán por ello. Los sabios aceptan la corrección y la utilizan para cambiar los errores en sus caminos. Las personas sabias te mostrarán gratitud cuando, a través de tu corrección, protejas su lado ciego y les muestres algo que no pueden ver. Les encanta evitar errores.


Hoy quiero que consideres dos pensamientos. En primer lugar, no debemos desperdiciar buenos consejos y un tiempo precioso con personas que no quieren cambiar. Algunas personas sólo quieren ser escuchadas, pero no quieren hacer nada para corregir sus vidas. A menos que te paguen para que los escuches, deja de reprender a burladores.


El segundo pensamiento que debemos considerar es evaluar nuestra reacción cuando las personas sabias nos reprenden. ¿Somos burladores que nos enojamos cuando la gente con buenas intenciones nos corrige, o somos sabios? Espero que seamos sabios y amemos la corrección. Lo último que necesitamos es ser el cerdo en la vida de alguien.



19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page