top of page
  • fhuezo

ALGUIEN ESTA ORANDO POR TI

Con todo lo que sucede en el mundo, hablar de oración parece una buena idea. Dado que Jesús es nuestro mejor ejemplo de oración, cuando era adolescente estudié dónde y cuándo solía orar. El Evangelio de Marcos nos dice que Jesús se levantaba muy temprano en la mañana, y cuando aún estaba oscuro, salía de casa y buscaba un lugar solitario para orar (Marcos 1:35).


En mi juventud, a menudo me preguntaba por qué Jesús oraba temprano en la mañana. Nunca he sido una persona mañanera, así que en mi adolescencia orar tan temprano me parecía imposible e incluso innecesario. Además, aunque la oración es íntima, siempre me ha encantado orar con otras personas en momentos de gran necesidad. Que Jesús eligiera un lugar tan difícil para orar no tenía sentido para mí entonces, pero sí lo tiene ahora.


Ahora que he experimentado noches estresantes y sin dormir, sé por qué Jesús oraba tan temprano en la mañana. Al ver las noticias y escuchar lo que está sucediendo en la guerra entre Israel y Gaza, entiendo por qué Jesús oraba cuando aún estaba oscuro. Ahora que sé que todos experimentamos el dolor de manera diferente, entiendo por qué Jesús hizo oraciones solitarias. Es fácil sentirse solo en el duelo, porque a veces, incluso cuando otros experimentan la misma pérdida, no experimentan el mismo nivel de dolor.


Amigos míos, la belleza de estar en Cristo es que Jesús, nuestro Sumo Sacerdote, empatiza con nosotros sin importar lo que pasemos. Lo hace, no porque sea Dios, sino porque fue un hombre como nosotros. Hijo de Dios, en tiempos de tensión, puedes clamar a Él por la paz porque Jesús es el Príncipe de la Paz. Como Luz del Mundo, Él puede guiaros en momentos de incertidumbre. Recuerden que Aquel que experimentó la amarga soledad en la cruz ha prometido nunca abandonarnos.


Por eso Jesús eligió lugares tan difíciles para orar. Lo hizo para entendernos. Él sabe cómo nos sentimos. La Biblia nos dice que Cristo intercede constantemente por nosotros. Ya no lo hace en lugares oscuros y solitarios, porque está a la derecha del Padre pero aún ora por nosotros. Si estás en una situación difícil, anímate. Ya sea que lo sientas o no, Jesús está ahí contigo. Tus necesidades están siempre ante nuestro Padre Celestial, porque Cristo SIEMPRE está orando por ti.



30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page