top of page
  • fhuezo

Cómo Enseñar a los Niños a Orar

Un día Jesús estaba orando en cierto lugar. Cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: "Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó a sus discípulos".

Lucas 11:1 (NVI)


Si conoces a mi familia, sabes que somos personas de oración. Creo que el hecho de que crecimos en la guerra contribuyó a nuestra dependencia de Dios, pero el factor más importante que contribuyó a nuestra vida de oración fue que nuestros padres nos enseñaron a orar cuando éramos muy jóvenes. Uno de los mejores recuerdos que tengo de mi infancia es nuestro tiempo de oración en familia. Tanto mamá como papá se arrodillaban con mis hermanos y conmigo para orar.


Alguien me preguntó recientemente, ¿cómo enseño a mis hijos a orar? Le dije que enseñamos a los niños a orar de la misma manera que les enseñamos todo. Dejamos que nos vean hacerlo, les decimos cómo hacerlo, lo hacemos con ellos y los vemos hacerlo. Así enseñó Jesús a sus discípulos a orar. Cuentan los evangelios que Jesús iba a lugares tranquilos a orar con sus discípulos, les decía cómo orar, y en la biblia lo vemos orando con ellos.


Los niños hacen lo que nos ven hacer, por lo tanto, si los padres quieren que sus hijos oren, deben hacerlo frente a ellos. Es importante que los padres demuestren que hablar con Dios es divertido y fácil. Ningún niño querrá hacer algo que parezca difícil, complicado o aburrido. Por favor, no hagan de la oración algo religioso u obligatorio. La oración debe ser lo más natural que se puede hacer en casa.


No enseñen a los niños a repetir oraciones. Eso limitará su interacción con Dios. Enséñeles a hablar con Dios como lo que Él es, su amoroso Padre Celestial que siempre está feliz de hablar con ellos. Además, enseñen a los niños a esperar que Dios responda sus oraciones. ¿Por qué orar si Dios no contesta nuestras oraciones?


Tomará tiempo y tendrán que comprometerse a orar con sus hijos diariamente, pero hablando por experiencia, les digo que la imagen de orar con mis padres todavía me inspira a orar hoy. El tiempo que nuestros padres pasaron orando con nosotros, es algo por lo cual mis hermanos y yo estaremos agradecidos hasta el último día de nuestras vidas.



21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page