top of page
  • fhuezo

¿Cuál es la Diferencia entre Alma y Espíritu?

Muchos no saben que hay una diferencia entre alma y espíritu, y usan estas palabras como si fueran intercambiables, pero no lo son. La Biblia nos dice que el hombre fue creado a la imagen de Dios, y dado que Dios es tres en uno (Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo), tiene sentido que el hombre también sea tres en uno.


Toda persona es un espíritu que tiene un alma que viven en un cuerpo. Pablo le dijo a la congregación en Tesalónica: “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo, y todo vuestro espíritu, alma y cuerpo sean guardados irreprensibles para la venida de nuestro Señor Jesucristo”.


Es fácil entender que nuestros cuerpos son solo los recipientes o contenedores donde viven nuestras almas y nuestros espíritus, pero diferenciar entre nuestras almas y espíritus es más desafiante. Nuestras almas están compuestas de nuestra voluntad, emociones y mentes (memoria, imaginación e intelecto). Así como nuestros cuerpos tienen una forma de expresarse a través de nuestras cuerdas vocales, nuestras almas se expresan a través de nuestras personalidades.


Nuestros espíritus están compuestos de nuestra conciencia, comunión e intuición. El espíritu es la parte del hombre que se desconectó de Dios (murió) cuando Adán y Eva pecaron. Nuestra conciencia nos ayuda a discernir el bien del mal (Romanos 9:1 y Romanos 8:16). La comunión nos permite comunicarnos con Dios (Juan 4:24 y Romanos 1:9), y nuestra intuición es la voz de nuestro espíritu. Nuestra intuición son las cuerdas vocales de nuestro espíritu o la parte de nuestro espíritu que escuchamos (1 Corintios 2:11).


Cuando el espíritu de un hombre está desconectado de Dios, es gobernado por su alma, y aunque quiera hacer lo correcto, las emociones lo empujan hacia los deseos de su carne (naturaleza pecaminosa). Una vez que venimos a Cristo, si lo permitimos, nuestros espíritus pueden gobernar nuestras almas y cuerpos, y ya no estamos atados a nuestra naturaleza pecaminosa. También podemos tener comunión con Dios, y escuchamos a nuestros espíritus. Vivir lejos de Dios es vivir vidas fragmentadas. Por eso nadie puede tener paz sin Dios. ¡Ven a Cristo!



33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page