top of page
  • fhuezo

¿Cuál es mi Propósito?

Hoy quiero compartir con ustedes otra marca de Cristo en el creyente, la marca del propósito. Dios es un Dios de propósito. Todo lo que Él creó tiene un propósito. Jesús se hizo hombre para salvarnos, y todo lo que hizo en los treinta y tres años y medio antes de su crucifixión tenía ese propósito. Tú y yo fuimos creados con un propósito.


Muchos de nosotros no conocíamos nuestro propósito antes de venir a Cristo, pero el Espíritu Santo revela nuestro propósito una vez que estamos en Cristo. Proverbios 16:4 nos dice: "El Señor ha hecho todo para su propósito, incluso los impíos, para el día de la angustia". Y Efesios 2:10 dice: "Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas".


La Biblia nos dice que Dios está obrando constantemente en nosotros para ayudarnos a hacer buenas obras. Dios preparó estas buenas obras para que las llevemos a cabo incluso antes de nuestro nacimiento. Una persona que no conoce su propósito en la vida es una persona que no disfruta la vida al máximo. Esta persona es como un barco en el océano sin dirección. Esa persona no está viva. Simplemente existe.


Una persona sin propósito es egoísta porque solo puede enfocar sus fuerzas y recursos en sí mismo. Sin embargo, una vez que una persona encuentra su propósito, la vida se convierte en algo más que una existencia; nuestra vida tiene sentido. Los fieles seguidores de Cristo llevan en ellos la marca del propósito. Las personas a su alrededor reconocen que saben por qué están en esta Tierra.

Jesús no vino a liderar un ejército y nunca perdió el tiempo aprendiendo a pelear. No vino a ganar dinero, a entretener a la gente ni a convertirse en político. Podría haber hecho todo eso, pero eso lo habría alejado de su propósito. Jesús se quedó en el camino que lo llevó a la cruz. Ese era su propósito.


Pueblo de Dios, ¿conoces tu propósito? Tu vida no es un accidente. Si todavía estás determinando tu propósito, pídele al Espíritu Santo que te muestre cuál es. Deja de perder el tiempo haciendo cosas que no tienen nada que ver con el propósito para el que fuiste creado. Mira tus pasiones. ¿Qué te gusta hacer? ¿Qué odias? Mira tu vida. Vea todas sus experiencias y evalúe sus habilidades. Todo eso te ayudará a encontrar tu propósito.


Para estudiar más el tema, visitia globalgraceministries.com





22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page