top of page
  • fhuezo

El VERDADERO ARREPENTIMIENTO

Si mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, se humilla y ora, y busca mi rostro, Y SE VUELVE DE SUS CAMINOS DE MALDAD, entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

2 Crónicas 7:14 (NVI)


Estoy tratando de recordar cuándo fue la última vez que escuché un sermón sobre el arrepentimiento. Es triste que no prediquemos mucho al respecto porque sin él no hay perdón de pecados. Para empeorar la situación, creo que la gente necesita entender el verdadero significado de la palabra arrepentimiento.


Algunas personas piensan que se arrepienten cuando se sienten culpables por alguna falta, pero eso no es arrepentimiento. Eso es culpa o convicción. Arrepentirse es reconocer que hemos hecho mal y alejarnos de nuestros malos caminos. Significa más que sentirse mal por desobedecer a Dios. Significa que decidimos evitar repetir nuestra ofensa.


De eso habla Esdras, el autor de 2 Crónicas, cuando habla de apartarnos de nuestros malos caminos. Le está pidiendo al Pueblo de Dios que se arrepienta de sus malos hechos. El desafío con esa petición es que no podemos dejar nuestros malos caminos sin la ayuda de Dios. Por eso, antes de pedirles que se arrepintieran, Esdras le pidió al pueblo de Dios que primero orara y buscara el rostro de Dios.


Mis amigos, el verdadero arrepentimiento es poderoso. El arrepentimiento produce remordimiento que mueve nuestro corazón a clamar a Dios para que nos ayude a poner un alto a nuestras malas acciones. Trae un cambio permanente: el abusador que se arrepiente no abusa más. Las adicciones no son rival para el verdadero arrepentimiento. Es lo que lleva al pecador a los pies de Cristo y hace posible la salvación.


La culpa sólo nos separa de Dios. Deja de vivir en ella. Si hay pecado en tu vida, y el Espíritu Santo te convence de ello, deja de luchar con tu conciencia y arrepiéntete. Pídele a Dios que te perdone y clama a Él para que te ayude a alejarte de ese pecado de una vez y para siempre. Dios es más que capaz de perdonar a cada pecador que se arrepiente. Haz de esta semana una semana de progreso y libertad. ¡Arrepiéntete!



16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page