top of page

Extinguiendo Incendios con Palabras

La respuesta amable quita la ira, pero la palabra dura enciende la ira.

Proverbios 15:1


¿Sabían que la función del retardante de fuego dentro de un extintor es reducir la inflamabilidad de materiales eliminando el oxígeno? Sin oxígeno, la mayoría de los incendios mueren. Amigos, Salomón nos dice que nuestras palabras pueden actuar como extintores de la ira, porque las respuestas amables pueden apagar la ira.


Tengo una personalidad muy volátil y mis palabras han provocado algunos incendios a lo largo de los años. Dios, en Su misericordia, me ha enseñado cómo mantener mi temperamento ardiente bajo control la mayor parte del tiempo, pero todavía erro el blanco de vez en cuando.


Por eso resuenan en mí las palabras del rey Salomón en el primer versículo de Proverbios 15. Nunca he tenido que usar un extintor de incendios, pero he experimentado lo que una respuesta amable puede hacer en una situación volátil. Las palabras amables, en verdad, tienen el poder de extinguir la ira.


Hace poco le pedí a alguien un simple favor. Esta persona me pidió que hiciera algo bien dificil a cambio del favor. Cuando le pregunté por qué necesitaba eso, explotó. En el pasado, habría dicho algo cortante y echado leña al fuego, pero por la gracia de Dios no lo hice. Como era evidente que esta persona estaba pasando por algo, le pedí disculpas por la petición, le agradecí su tiempo y salí de la habitación.


Un día después, su jefe se acercó a mí para disculparse por el arrebato de esa persona. Me explicó que la persona había compartido nuestra conversación con él y solicitó tiempo libre para afrontar su extrema pérdida y dolor. Según su jefe, mi reacción ante su arrebato le mostró que necesitaba lidiar con su dolor.


Amigos, nunca sabemos lo que la gente enfrenta o atraviesa. La mayoría de la gente vive con dolor. Si vemos nuestras palabras como extintores o combustible para el fuego, será fácil usarlas correctamente en situaciones volátiles. Oremos para que Dios nos dé la sabiduría para usar nuestras palabras para apagar la ira la próxima vez que alguien nos levante la voz o diga algo hiriente.



7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page