top of page

La Clave Para una Vida Larga y Próspera 

Hijo mío, no olvides mi enseñanza, pero guarda mis mandamientos en tu corazón, 

 porque prolongarán tu vida muchos años y te traerá paz y prosperidad. 

Proverbios 3:1 


Un ex pastor mío solía decir: "La Biblia funciona para quienes la hacen trabajar". Cuanto más vivo, más convencida estoy de que tenía razón. La Biblia es un libro que obra milagros, pero sólo para quienes la aplican. Puedes conocerla y predicarla, pero a menos que la vivas, la Biblia es sólo otro libro que tienes.


Mi padre es un testimonio vivo de la Palabra de Dios. Ha guardado sus enseñanzas en su corazón y ha vivido no sólo muchos años sino también esos años han sido prósperos y pacíficos. Si consideramos que su padre, mi abuelo, lo abandonó cuando era niño, que creció en extrema pobreza y perdió a su madre muy joven, la vida de mi papá no tiene sentido para los estándares del mundo.


Debería haber crecido amargado y lleno de ira y, sin embargo, es el hombre más dulce que jamás hayas conocido. Su corazón debería estar lleno de resentimiento y, contra todo pronóstico, nos enseñó a mis hermanos y a mí los beneficios del perdón. Debería haber sido un hombre astuto, siempre buscando tratos fáciles, pero en cambio, es el hombre más honesto y trabajador que conozco, todo para la Gloria de Dios y gracias a la misericordia de Dios y Su palabra.


Mi padre debería haber sido un esposo y un padre terrible, pero en cambio, ama a mi madre y a sus hijos tanto como su corazón humano se lo permite. Amigos míos, no busquen en otra parte si buscan la mejor estrategia para vivir una vida larga, saludable, próspera y pacífica. Lo encontrarás en las enseñanzas de la Biblia.


Deberíamos comer bien y hacer ejercicio. Deberíamos aprender a lidiar con el estrés y dormir mejor. Deberíamos tener metas financieras y soñar en grande, pero ninguna de estas metas nos traerá verdadera paz y prosperidad a menos que guardemos los mandamientos de Dios en nuestros corazones. Conozco personas que asisten a iglesias cristianas que lo tienen todo según los estándares del mundo pero viven vidas quebrantadas.


Vivir la Biblia es la clave para una vida larga y próspera. Podemos conocer la Biblia. Podemos parecer que la vivimos, pero los frutos de las palabras de Dios no se producirán en nuestras vidas a menos que apliquemos la Biblia. Ninguna vida en este mundo quebrantado es perfecta, pero la vida de un hijo o hija de Dios no debe ser un desastre perpetuo. ¿Quieres vivir una vida larga, próspera y pacífica? Pon a trabajar la Biblia viviéndola.




10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page