top of page
  • fhuezo

La Marca de la Integridad

Cuando Atalía, la madre de Ocozías, vio que su hijo estaba muerto, procedió a destruir a toda la familia real de la casa de Judá. Pero Josaba, la hija del rey Joram, tomó a Joás, hijo de Ocozías, y lo robó de entre los príncipes reales que estaban a punto de ser asesinados, y lo puso a él y a su nodriza en un dormitorio.

2 Crónicas 10-11 (a) NVI


Hoy me gustaría compartir con ustedes acerca de la marca de Cristo de integridad: la cualidad de ser honesto y tener sólidos principios morales. Las personas íntegras hacen lo correcto incluso cuando nadie los está mirando. Hacen lo correcto solo porque es lo correcto.


Creo que un excelente ejemplo de una mujer íntegra o una persona recta de la Biblia fue Josaba. Ella era una princesa de Judá, pero decidió dejar el palacio para casarse con Joyadá, un sacerdote. Algún tiempo después de su boda, su madrastra Atalía usurpó el trono de Judá al matar a casi todos sus nietos.


Cuando Josaba vio que su madrastra tenía la intención de matar a todos los miembros de la familia que pudieran sentarse en el trono, arriesgó su vida para rescatar a su sobrino más joven, Joás, que apenas tenía un año, y escondió al niño durante seis años. No tenía nada que ganar arriesgando su vida para salvar la vida de este joven, excepto que era lo correcto.


Amigo, como fieles seguidores de Cristo, debemos ser personas íntegras. Tenemos que hacer lo correcto incluso cuando nadie nos está mirando. Puede que no tengamos que salvar la vida de un rey, pero Dios seguro nos usará como un ejemplo de integridad frente a las personas que nos rodean. ¿Cómo podemos testificar acerca de la obra de Cristo si nos comportamos como los no creyentes?


Una persona íntegra es un gran trabajador que llega a tiempo al trabajo y hace su trabajo con excelencia. Una persona de integridad no da falso testimonio, no es parte del chisme de la oficina. Josaba arriesgó su vida para hacer lo correcto. Puede ser que lo correcto para ti sea predicar a Cristo con tu vida.


Eso no es fácil, pero es mejor que la alternativa. Ser un cristiano que nadie puede reconocer como tal es algo terrible. Llamarse uno cristiano y vivir en las consecuencias del pecado es lo más triste de la Tierra. Es hora de que la iglesia muestre al mundo que los verdaderos cristianos llevan consigo la Marca de Cristo de la Integridad.


Para estudiar más sobre el tema escucha nuestro podcast sobre visión yendo a globalgraceministries.com



19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page