top of page
  • fhuezo

¿MIDE DIOS NUESTRA GENEROSIDAD?

Si buscas el significado de la generosidad, encontrarás que significa ser amable y generoso. Dios espera que seamos generosos. En 1 Timoteo 6 Pablo le dice a Timoteo que la generosidad es el antídoto contra la idolatría y el materialismo. Una persona generosa nunca adorará las posesiones. Sus riquezas nunca lo manipularán.


Podemos ser generosos con otras cosas además del dinero. Podemos ser generosos con amabilidad, tiempo y paciencia. También es importante mencionar que cuando hablamos de generosidad, no estamos hablando de dar una cantidad exuberante de dinero. Dios no mide nuestra generosidad por lo que damos sino por qué significa para nosotros lo que damos.


Sí, Dios mide o presta atención a nuestra generosidad. Permíteme recordarte la historia de la viuda que encontramos en Marcos 12.


Entonces vino una viuda pobre y echó dos blancas, que formaban un cuadrante. Entonces llamó a sus discípulos y les dijo: De cierto os digo que esta viuda pobre ha echado más que todos los que han echado en el arca.

Marcos 12:42-43


En la historia, encontramos a Jesús observando a la gente en el templo. No sabemos cuánto tiempo pasó Jesús ese día mirando a la gente o mucho sobre el protagonista de la historia. Marcos no nos dice su nombre ni su edad, pero sabemos que la mujer dio todo lo que tenía a los pobres.


Ser viuda era muy triste en esos días. Uno pensaría que experimentar tanta pérdida haría que alguien fuera increíblemente egoísta, pero ese no fue el caso de esta gran mujer. En lugar de ahorrar el poco dinero que tenía para sí misma, pensó en las necesidades de los demás.


Cuando era nueva en Cristo, solía sentir lástima por la viuda de esta historia porque ella lo dio todo. Para mí eso significaba que ella se quedó sin nada, pero eso no es Bíblico. Lo que su regalo significa es que, dado que ella dio todo lo que tenía a Dios, Dios se aseguraría de que esta viuda tuviera más que suficiente de todo lo que necesitaría para vivir el resto de su vida.


Mis amigos, no podemos decir que somos seguidores de Cristo y no ser generosos. Nuestro estado financiero no limita nuestra capacidad de bendecir a otros. Puede que no podamos hacer mucho, pero siempre hay algo que podemos dar o hacer por los demás. Deja que el mundo vea a Cristo en ti a través de tu generosidad.





26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Yorumlar


bottom of page