top of page
  • fhuezo

Reconociendo y Venciendo las distracciones

Escrito por Yanira Hiza


Sanbalat y Gesem enviaron a decirme: Ven y reunámonos en alguna de las aldeas en el campo de Ono. Mas ellos habían pensado hacerme mal. Y les envié mensajeros, diciendo: Yo hago una gran obra, y no puedo ir; porque cesaría la obra, dejándola yo para ir a vosotros.

Nehemías 6:2-3 (NTV)


Siempre que edificamos en cualquier área de nuestra vida, vamos a encontrar oposición. Nehemías no fue la excepción. Se le había confiado la tarea de la reconstrucción de los muros de Jerusalén, una tarea difícil pero no imposible para quien sigue la instrucción de Dios. La escritura dice que Sanbalat se enfureció cuando oyó que estaban edificando el muro. Este tramó un plan con Gesem y cuatro veces invitaron a Nehemías para que se reuniera con ellos con el único fin de hacérsele mal y distraerlo de su propósito.


Me encanta la respuesta de Nehemías, cuatro veces les dijo, “Hago una gran obra, y no puedo ir; porque cesaría la obra, dejándola yo para ir a vosotros”. Nehemías pudo responder así y vencer la distracción porque tenía comunión con Dios, y deseaba seguir el camino de Dios. Ambas cosas le permitieron tener el discernimiento no solo para saber las intenciones detrás de esa invitación, sino también para no distraerse de su propósito.


Para identificar y vencer las distracciones necesitamos discernimiento. Nuestro enemigo sigue usando la misma estrategia y sutileza para hacernos pensar que lo correcto es que respondamos a ellas. Ninguna distracción viene con un rotulo que diga distracción. Muchas veces se nos presentan como algo que el Señor NO nos llamó a hacer. Cuando enfrentas cosas que te pueden desviar del propósito de Dios como críticas, ofensas, tus propios pensamientos, acusaciones, tu pasado, o dispositivos electrónicos, un NO es la respuesta más libertadora y acertada que puedes darles. Si Nehemías hubiera puesto atención a la propuesta de sus enemigos, no hubiera terminado la reconstrucción del muro en solo 52 días.


Tu respuesta a las distracciones es importante. En la vida te encontraras con muchos Sanbalat y Gesem que querrán detenerte y distraerte de tu propósito, pero siempre tendrás la oportunidad de elegir, si persistes en el camino que Dios tiene para ti, o sigues tu propio camino. Identifica cuales son las distracciones en tu vida que no te han permitido terminar lo que has comenzado. Para lograr el plan de Dios para tu vida, no necesitas simplemente oír y conocer el plan de Dios, también tienes que perseverar en él. Oro para que el enemigo no te detenga distrayéndote y puedas permanecer en lo que Dios te ha confiado.



38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page