top of page
  • fhuezo

¿Somos Su Pueblo?

Si mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, se humilla y ora, y busca mi rostro, y se vuelve de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

2 Crónicas 7:14 (NVI)


Para ilustrar que ir a la iglesia no significa que alguien sea cristiano, a menudo uso la frase, “puedo ir a McDonald's, pero eso no me convierte en un Big Mac". He estado usando esa frase tanto que uno de mis compañeros de trabajo me preguntó recientemente: "Si ir a la iglesia no te hace cristiano, ¿qué lo hace?"


Antes de que pudiera responderle, alguien dijo: "Para ser cristiano, debes creer en Cristo". ¿Correcto? Respondí: "Incorrecto", porque si eso fuera cierto, satanás sería cristiano, porque cree en Cristo. Amigos míos, así como no todo lo que brilla es oro, no todo el que profesa seguir a Jesús es miembro de la familia de Dios.


Jesús preguntó una vez a un grupo de personas: "¿Por qué me llaman Señor y no hacen lo que les digo? En otra ocasión, también dijo: "Muchos me dirán: 'Señor, Señor, ¿no profetizamos, echamos fuera demonios, e hicimos muchos milagros en tu nombre?' Entonces les diré claramente: 'Nunca los conocí. ¡Apartaos de mí, malhechores!


Cualquiera puede actuar como cristiano por un tiempo, pero un verdadero Hijo de Dios produce el fruto de su salvación. Es tan triste que las personas en el mundo ya no reconozcan quiénes son los seguidores de Jesús porque actuamos como ellos. Vivimos con temor como ellos y reaccionamos en nuestra carne, a veces incluso peor que las personas que no conocen a Cristo.


Familia mía, es hora de que nosotros, el Pueblo de Dios, hagamos brillar la luz de Cristo. Es hora de que digamos no al pecado y sí a la justicia. Es hora de que la iglesia vuelva a creer y recibir milagros. El poder de Dios no ha cambiado ni se ha debilitado. Nosotros, la iglesia, lo hicimos. Es hora de dejar de ir a la iglesia y que empecemos a ser la iglesia.


La Biblia nos dice que, si el pueblo de Dios llamado por su nombre ora, Dios los oirá y hará proezas. Sin embargo, antes de que comencemos a invocar Su nombre y a pedirle que nos escuche, debemos hacernos una pregunta. ¿Somos su pueblo




12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page