top of page

Una Vida de Apariencias

Es mejor ser un don nadie y tener un sirviente que pretender ser alguien y no tener comida.

Proverbios 12:9


Vivimos en un mundo donde la mayoría de la gente quiere que los demás piensen que tienen una gran vida, incluso si sus vidas son un desastre. La gente compra marcas no necesariamente por su calidad sino por lo que la marca dice a los demás sobre ellos. Muchos viven fingiendo que lo tienen todo cuando no poseen nada.


Una vez me invitaron a una mansión para aconsejar a una pareja. Cuando llegué allí por primera vez, me sentí intimidada. Los autos estacionados en la entrada eran costosos. La ropa de la pareja era de primera calidad y todo en esa casa gritaba dinero. Después de hablar con la pareja, descubrí que nada en esa casa era suyo y estaban siendo desalojados. La raíz de su problema era su deseo de vivir por encima de sus posibilidades.


Esa noche volví a casa en mi humilde pero pagado auto, y cuando llegué a mi casa alabé a Dios porque todo lo que había en ella, aunque un poco desgastado, era mío. Amigos las apariencias engañan. Por eso la Biblia nos dice que es mejor no ser nadie y tener empleados que fingir ser alguien y no tener comida.


Los tiempos son difíciles y vivir por encima de nuestras posibilidades para mantener las apariencias no es prudente. Cuando compramos cosas a crédito, le damos a satanás y a los ricos dueños de esas tarjetas poder sobre nuestras vidas. No, les estoy diciendo que compren cosas baratas o de baja calidad. Estoy diciendo que no nos endeudemos tratando de impresionar a la gente.


Cuando conoces tu valor, no tienes que demostrarlo. Eres valioso porque eres un Hijo de Dios. Tu Padre Celestial quiere que tengas lo mejor. Él puede bendecirte con lo mejor, pero no quiere que vivas una mentira ni que estés endeudado. Vive dentro de tus posibilidades, amigo mío. Deja de vivir una vida preocupándote por lo que los demás piensen de ti.


Vive tu mejor vida, sin intentar demostrarle nada a nadie. Disfruta de las bendiciones de Dios y no te preocupes por lo que tienen los demás. Es mejor vivir en una casa humilde en paz que en una mansión con miedo a ser desalojados.



10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page